AYUNTAMIENTO MUNICIPAL DE TAMAYO

C/ RAFAEL REYES # 15, FRENTE AL PARQUE, TAMAYO, R.D.

TEL.: 809-527-0473

Ayuntamayo@gmail.com

TÉRMINOS DE USO         POLÍTICAS DE PRIVACIDAD         PREGUNTAS FRECUENTES

©2018 TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

HISTORIA DE TAMAYO

Los primeros habitantes llegaron a esta comunidad a mediados del 1800 y se instalaron en un lugar llamado Cabria, hoy convertido en un campo de caña, ya que el ingenio Barahona ocupó toda el área y, el canal de riego inundó el pueblecito. 

Esa situación motivó que los habitantes de Cabria se trasladaran a Monserrate y Hatico (hoy Tamayo). 

Las primeras familias en llegar a Hatico fueron Brito González, Reyes, Gómez Alvarez y Rodríguez. Vinieron para cultivar la tierra y producir ganado vacuno, procedentes de Azua, Cabral, Neyba y San Juan de la Maguana. 

Es a finales del 1800 cuando se construye la primera casa de madera, ya que en los primeros años eran hechas en tejamaní y techadas con palmas, las cuales eran traídas desde El Palmar de Neyba. 

Por casi cien años Hatico fue un paraje de Neyba, siendo llamado también El Congo, por una decisión que tomara el gobernador de esa provincia.

Durante un viaje realizado por el Dictador Trujillo, los habitantes de Hatico le pidieron que elevara a común el paraje, petición que fue aceptada por éste y, elevó a municipio el paraje con el nombre de Tamayo, el 10 de marzo del 1943. Esa decisión administrativa permitió que Tamayo pasara directamente a municipio sin recorrer el trayecto legal de ser primero sección, luego distrito municipal y, al final municipio. 

El primer síndico del municipio de Tamayo lo fue el señor Fabián Matos de la Paz, oriundo de Galván de Neyba. 

La primera maestra fue la española María Antonia Gómez, quien murió a los 105 años de edad. El liceo secundario local lleva su nombre. 

El nombre de Tamayo fue puesto en honor a “aquel célebre indígena de carácter atrevido y bélico, defensor firme de la raza que le dio origen”, según lo describe la profesora Paula Gómez de Jorge (Profesora Duda). 


Población:

El Municipio de Tamayo cuenta con seis (6) distritos municipales, que son Cabeza de Toro, Mena, Monserrate, Santa Bárbara (Batey 6), Santana y Uvilla. Cabeza de Toro tiene como secciones a Guanarate y El Granado. Mena está integrada por Mena Arriba, Mena Abajo, Los Robles, Batey Mena y Los Blocks de Mena. 

Monserrate cuenta con Santa María y Hato Nuevo, mientras que Santana tiene Bayahona, Batey Santana, Los Conuquitos, San Ramón y Barranca. Barranca a su vez tiene a Vuelta Grande y Honduras. Uvilla sólo tiene al Jobo como sección. 

Según el Censo del 2002 el Municipio tiene unos 9,895 habitantes, de los cuales 6,609 viven en la zona urbana y 3,286 en la zona rural. 

 

El Logo:

 



El escudo de Tamayo es una alusión simbólica a la productividad de este pueblo. Tiene en su interior el río, una mata de plátanos, una mata de cocos, una Biblia y una lámpara votiva. La lámpara votiva representa la luz que nunca se apaga, como fuente de vida para Tamayo, también cuenta con un cancha de Voleibol como deporte estalar de nuestro pueblo.

Como lema, el escudo de Tamayo tiene la siguiente frase: “Pensar, Actuar y Triunfar” 

Actividades Economicas:

Tamayo es una de las zonas agrícolas donde se registra la mayor producción de plátanos y guineos. Allí se producen la mayor cantidad de los famosos plátanos barahoneros, denominados con ese nombre porque en la división administrativa del sector agropecuario, el municipio pertenece a la región agrícola de Barahona. 

Al igual que el municipio de Vicente Noble, la vida económica de Tamayo se ha dinamizado más en los últimos meses, debido a las remesas que envían cientos de sus nativos que emigraron hacia Europa a finales de la década de los ochenta, especialmente a España.